MDMA (ÈXTASI)

COMPOSICIÓN.

El éxtasis o MDMA (nombre científico, 3,4- metilendioximetanfetamina) pertenece a la familia de las feniletilaminas (sustancias elaboradas sintéticamente) a la que también pertenecen sustancias como el speed, 2 CB o Nexus, y diferentes variaciones como el MDA, MBDB o MDA.
El MDMA es un derivado anfetamínico, existen tres tipos de derivados anfetamínicos:

  1. Propiedades principalmente estimulantes (anfetamina, metanfetamina).
  2. Inducen a efectos alucinógenos a dosis muy bajas, (DOM, DOB, y 2-CB o Nexus).
  3. Combinan los efectos estimulantes y los alucinógenos o psicodélicos, el “éxtasis” (MDA, MDMA, MDEA, MBDB).

xct

 

Normalmente el éxtasis o MDMA se presentaba en forma de comprimidos con logo impreso y de distintos tamaños y colores (rulas, pastis…). Últimamente es más frecuente encontrar el MDMA en forma de polvo, con aspecto cristalino si es puro. Éste  cambio ( De pastillas a polvo) hace que se encuentre la sustancia menos adulterada.

DOSIS: Si hablamos de pastillas, cuya pureza se desconoce, al tratarse de un formato altamente adulterado, es difícil hablar de dosis dado que la gente lo dosifica por “cachitos” o “trocitos” que pueden variar su proporción de MDMA enormemente de una pastilla a otra. Aunque si se desconoce la cantidad de principio activo que contiene, es recomendable administrarla en cuartos, dejando un tiempo de espera no inferior a una hora para tomar el siguiente, en caso de hacer falta.
Si hablamos de su presentación en polvo, se suele esnifar  (sube antes pero dura menos) o comer en bombitas o comer o introducirlo en la bebida.
En su presentación en polvo se recomienda partir el gramo en dosis y no administrar como la dosificación que se hace con la cocaína. La dosis media para una experiencia con MDMA es de 1mg/Kg de peso, teniendo en cuenta que los efectos varían según peso, edad y género.
El umbral de la sobredosis letal, aún se desconoce, aunque superando los 250 mg, estaríamos hablando de dosis muy altas.
En cuanto a dosis letales o usos letales cabe mencionar que aunque se desconozca la dosis letal, han ocurrido muertes por el consumo de éxtasis; o por la falta de pureza, o por:

      • “ Golpe de Calor”: actividad física + deshidratación por MDMA + mezcla con alcohol.
      • Hiponatremia: falta de sodio en sangre por consumo excesivo de agua.
      • EFECTOS

La experiencia con MDMA tras ingerir una dosis media, dura entre 4 y 6 horas. Podemos hablar de tres etapas para describir los efectos:

      1. Subida: a los 30 minutos más o menos y alcanza su punto máximo a la hora. Se llega a un estado de ligereza física y mental, desaparece el cansancio y se siente euforia. La subida dura una hora más o menos y vuelve esporádicamente durante la siguiente etapa.
      2. Mantenimiento: dura unas 2 o 3 hores, aumenta la capacidad de generar introspección. Sobretodo aumenta la empatía, la comunicación abierta, la sensación de conexión con los demás y las manifestaciones de cariño.
      3. Bajón: los efectos van desapareciendo entre las 4 y las 6 horas después de su consumo, aunque se podrían prolongar al ingerir dosis suplementarias, lo que aumentaría a su vez la bajada.

Durante el “ bajón” los efectos empatógenos disminuyen para dar paso a un estado de cansancio físico y mental y bajo estado de ánimo.

xtc

EFECTOS SECUNDARIOS Y RIESGOS

Los efectos negativos más comunes durante la experiencia suelen ser: pérdida de apetito, boca seca, sudoración, rigidez mandibular, aumento de la temperatura corporal (fiebre), alteraciones del equilibrio.
Al cabo de las 24 horas se pueden dar dolores de cabeza, fatiga, bajón psicológico, dolores musculares, entre otros.
En caso de consumo habitual (también consumos de fin de semana) pueden aparecer episodios depresivos, insomnio, alteraciones reversibles en el sistema inmunitario y endocrino, aunque los riesgos más graves son los problemas neuronales: pérdida de memoria, alteraciones anímicas…
Al día siguiente del consumo la persona se puede encontrar cansada, fatigada y depresiva.
Los casos de fallecimiento han sido pocos, y motivados normalmente por la forma de uso que anteriormente se ha comentado; “golpe de calor”, mezclas, sobreesfuerzos físicos (Ej. bailar sin parar durante horas), deshidratación, etc. El MDMA no está demostrado que pueda generar dependencia física aunque sí psíquica.

REDUCE RIESGOS

 

 

      • Bebe líquidos isotónicos para evitar la deshidratación e intenta descansar, así podrás evitar el “golpe de calor”. No es recomendable beber agua en exceso, pueden producirse daños por bajos niveles de sodio en sangre, lo aconsejable es ½ litro de agua cada hora.
      • La bajada, aunque deprime se ha de soportar, volver a consumir para solucionarlo puede llevarte a un estado aún más depresivo.
      • Si el MDMA es en pastilla, es aconsejable enterarse de la composición de la pastilla, por el bien de tu salud.
      • Es recomendable comer algo durante la fiesta, por ejemplo plátanos o frutos secos, ya que al bailar durante muchas horas se gasta mucho y hay que reponer.
      • Intenta no uses ropa ajustada durante la experiencia.
      • Descansa y refréscate de vez en cuando.
      • Intenta no mezclar con otras sustancias, los efectos pueden ser imprevisibles, dependerá también de las sustancias.
      • Sería conveniente no consumir éxtasis más de una vez al mes para minimizar riesgos, cuanto más se espacien los consumos más ricas serán las experiencias y menores los efectos secundarios desagradables.